Criptozoologia, General

Mokele-mbembe: Dinosaurios vivos en el Siglo XXI

Mokele-mbembe es el nombre dado a una criatura que se cree que habita en la parte alta de la cuenca del río Congo, es decir, Congo, Zambia y Camerún, así como en el lago Tele (en la República del Congo) y sus regiones circundantes.

Este nombre se origina en el idioma lingala, y se traduce comúnmente como «El que detiene el flujo de los ríos», que se dice que es una referencia a la supuesta preferencia de la criatura por anidar en las curvas de los ríos. También significa «arco iris», así como «misterio», según Paul Ohlin, un misionero que ha pasado más de una década viviendo con los pigmeos de Bayaka del Congo y la República Centroafricana.

Descripción de la criatura

Mokele-mbembe
Es inevitable recordar al Brontosaurio al ver la representacion del Mokele-mbembe ¿parientes lejanos?

Con los años, se han proporcionado numerosas descripciones físicas sobre el Mokele-mbembe. Los diversos relatos generalmente coinciden en que la criatura tiene un tamaño enorme y tiene un cuello largo con una cabeza pequeña, así como una gran cola larga.

En algunos casos, también se dice que el Mokele-mbembe es una criatura herbívora que vivía en cuevas junto al río, donde podía encontrar su comida favorita: un cierto tipo de liana. A pesar de su dieta vegetariana, se cree que la criatura actuaría de manera agresiva si la gente lo abordara. Hay quienes dicen que la bestia tiene un solo cuerno, tal vez como un rinoceronte, el cual usaría para matar elefantes. Incluso hay afirmaciones de que el Mokele-mbembe es un ser espiritual, más que físico.

Avistamientos Mokele-mbembe

Mokele-mbembe

El primer informe del Mokele-mbembe de occidentales se remonta a 1776, y se le atribuye a un misionero francés en la región del río Congo llamado Liévin-Bonaventure Proyart. Este informó que había visto enormes huellas de un metro de diámetro con forma de garras de algún animal en esa región. La criatura que dejó estas huellas, sin embargo, no fue vista. No se hicieron más informes sobre el Mokele-mbembe hasta principios del siglo XX.

En 1909, un explorador, el Teniente Paul Gratz escribió sobre una criatura similar al Mokele-mbembe, pero conocida como «Nsanga». Esta criatura se encuentra en las leyendas de los nativos que viven en la actualidad en Zambia, y se rumorea que habita en la región del lago Bangweulu. El informe de Gratz es importante, ya que es la primera cuenta que describe al animal como un dinosaurio. Desde entonces, se ha aceptado comúnmente que el Mokele-mbembe es una especie de dinosaurio prehistórico.

Casi al mismo tiempo, Carl Hagenbeck, un famoso cazador especializado en caza mayor de origen alemán, afirmó que también había oído hablar de la bestia. En su autobiografía, «Bestias y hombres», Hagenbeck escribió que le contaron acerca de «un enorme monstruo, mitad elefante, mitad dragón» que vivía «en la profundidad de los grandes pantanos» en el interior de Rodesia (un estado no reconocido que una vez ocupó el territorio que hoy es Zimbabwe). Hagenbeck también escribió que, “Estoy casi convencido de que algunos de estos reptiles todavía deben existir. Por lo tanto, a un gran costo, envié una expedición para encontrar al monstruo, pero desafortunadamente se vieron obligados a regresar a casa sin haber conseguido ninguna evidencia».

Existencia disputada de Mokele-mbembe

Rio Congo
Rio Congo, presunto hogar del Mokele-mbembe

Hagenbeck puede haber sido el primer occidental en haber dirigido una expedición para encontrar el Mokele-mbembe, pero ciertamente no sería el último. A partir de 2011, se han llevado a cabo más de 50 expediciones para encontrar a la criatura. Además de las presuntas huellas, imágenes fotográficas borrosas y una avalancha de informes de testigos oculares (incluido uno en el que un misionero afirma haber estado familiarizado con algunos pigmeos que mataron a un Mokele-mbembe durante la década de 1960), hay una falta de evidencia indiscutible para probar La existencia del Mokele-mbembe.

Además de la ausencia de pruebas contundentes, se duda de la existencia del Mokele-mbembe debido a varios factores. Por ejemplo, se ha argumentado que, si el Mokele-mbembe es un dinosaurio prehistórico, como muchos afirman, entonces es muy poco probable que sea solo un animal o unos pocos individuos. Si el Mokele-mbembe había sobrevivido sin cambios en la cuenca del río Congo durante los últimos 65 millones de años, entonces debe haber una población considerable de ellos. Las criaturas habrían dejado suficiente evidencia física (como restos óseos o heces esqueléticas) y ya deberían haberse encontrado.

Otro argumento en contra de la existencia de Mokele-mbembe se basa en la experiencia de los zoólogos que buscan especies que se cree se han extinguido en la historia reciente. Si uno tiene la intención de volver a descubrir un animal presumiblemente extinto, necesitaría realizar múltiples búsquedas. Se ha encontrado que si tal criatura todavía existe, generalmente aparecería después de tres a seis búsquedas, después de lo cual la probabilidad de su existencia disminuye. Dado que se han realizado más de 50 expediciones, la probabilidad de que exista el Mokele-mbembe parece ser bastante escasa.

Sin embargo, hay quienes no se han rendido y creen fervientemente que algún día se encontrará el Mokele-mbembe. ¿Es posible que tal criatura exista en pleno siglo XXI sin haber sido descubierta aún?

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén