Casos Ovni, Curiosidades Historicas, Ooparts, Tecnología en la Antigüedad

OVNIS en el Arte

Ovnis en el Arte

Por mucho tiempo hemos visto miles de fotografías y videos donde se ven objetos voladores no identificados, y una gran mayoría son, aunque nos cueste admitirlo, falsos (eso no quita que haya una gran porcentaje de material audiovisual verídico). Sin embargo, ¿que pasa cuando los artistas de la antigüedad pintando lo que veían añadían objetos voladores, en una época donde lo mas avanzado en materia de transporte eran los carruajes?.

A continuación veremos algunos ejemplos de esto que les he mencionado.

Prodigiorum liber – Siglo IV

Prodigiorum liber

Julio Obsequens italiano del siglo IV, que recopiló en el llamado Libro de los Prodigios la obra de Tito Livio, historiador romano, varios textos que hacen referencia a sucesos extraordinarios y sobrenaturales ocurridos en el antiguo Imperio Romano entre los años 249 a. C. y 12 a. C.

La ilustración pertenece a un avistamiento de un OVNI y el texto reza: «Algo como una especie de arma, misil de oro, se levantó con un gran ruido de la tierra y se disparó hacia el cielo».

El relicario del Vaticano – Siglo VI-VII

Relicario del Vaticano
Relicario del Vaticano

En la misteriosa y criptica Biblioteca del Vaticano, se encuentra una caja relicario, que contiene en su interior piedras de Palestina, del siglo 6 ó 7 d.C. Lo llamativo es que una de las varias imágenes que posee, representa a María en la tumba de Jesús. Detrás, se eleva un extraño objeto, con una cúpula con diferentes accesos desde donde emana un haz de luz.

Prajnaparamita Sutra – Siglo X

La imagen pertenece a la traducción, del siglo X, del sánscrito al tibetano del texto «Prajnaparamita Sutra» -Los Sutras de la Perfección de la Sabiduría- y se encuentra en un museo japonés.

Los dibujos representan a las Vimanas, una suerte de nave de dos pisos, circular o cilíndrica con ojos de buey y una cúpula. El texto asegura que voló con «la velocidad del viento» y dio a luz un «sonido melodioso».

El Libro de las Buenas Costumbres – 1338

En «El Libro de las Buenas Costumbres» -Le Livre Des Bonnes Moeurs- del francés Jacques Legrand se retratan algunas de las virtudes Cristianas: Castidad, Precaución, Mansedumbre, Justicia, Moderación, Obediencia, Diligencia, Humildad, entre otras. Se encuentra en el Museo Condé en Chantilly, Francia. Claramente, la esfera que se aprecia en el centro de la escena es la que despierta la polémica.

Vida de la Virgen – Siglo XV

En la nave de la Notre-Dame de Beaune, en Borgoña, Francia, se encuentra un increíble tapiz, que data del siglo 15, en el que se pueden apreciar diferentes eventos de la vida de la Virgen María.

El detalle se encuentra en una de las imágenes de la izquierda, en el que, si se observa detenidamente, un OVNI en toda regla sobrevolando la ciudad sobre la figura de 3 mujeres de época.

Annales Laurissenses – Siglo XII

En este caso vamos a referirnos a dibujos aparecidos en el Annales Laurissenses, un manuscrito francés del siglo XII, en el que se detalla el sitio al  castillo de Sigiburg, en el año 776, por parte de los Sajones.

Annales Laurissenses
Annales Laurissenses

Segun se puede leer en estos textos, cuando los invasores ya habían rodeado la fortaleza, en medio de la lucha, un grupo de discos aparecieron sosteniéndose en el aire sobre la iglesia. Los Sajones tomaron el evento como una suerte de «protección celestial» y decidieron retirarse.

La crucifixión – 1350

Existen infinidad de representaciones de la crucifixión y-en muchas de ellas- se aprecia tanto al sol, como a la luna. En este caso, el fresco que se encuentra en el monasterio de Visoki Dechani de Kosovo, Serbia, tiene, a ambos lados del Cristo, dos figuras humanas volando unos objetos, al menos particulares. Para los expertos, no es más que otra forma de mostrar el ciclo de la vida, el día y la noche, de una manera humanizada, sin embargo vemos que es otro intento de la ortodoxia de querer justificar lo injustificable.

La crucifixión

La Tierra de Gung Ji – (1400)

Esta es una ilustración China antigua de un libro de ficción titulado «Estudio ilustrado de países extraños» (1400 d.C.) y tenía el siguiente título original: «La Tierra de Gung Ji: La gente podría hacer volar los carros que viajaban lejos con un viento adecuado. En los días de Tarng (1700 a.C.), las personas de Ji Gung volaban un coche sobre un westerley alcanzado Yew Jo. Tarng había desmantelado su carro para que no pudiera ser demostrado a la gente… Luego vino un viento del este en que él los hizo volar a ellos en el coche hacia su propio país [5.000 km] al este de nuestra pasarela.»

La Tierra de Gung Ji
La Tierra de Gung Ji

La Madonna de San Giovannino – (1450-1460)

El trabajo renacentista del italiano Giovanni Bellini representa, claramente, a María mirando hacia abajo donde se puede ver a dos niños. Sin embargo, en la pintura que se exhibe en el Palazzo Vecchio en Florencia, Italia, llama la atención a la derecha de la cabeza de María un objeto volador en el fondo y un pastor con su mano haciendo de visera para poder observarlo mejor, demostrando que no era nada habitual dicho objeto en el cielo.

La Madonna de San Giovannino

Anunciación con San Emigdio – 1486

Pintada por el italiano Carlo Crivelli. Si bien se ubica a la pintura cronologicamente dentro del Primer Romanticismo, posee varias semejanzas al estilo gótico tardío. Esta pintura conmemora el anuncio del Ángel Gabriel a la Virgen María, que daría vida a Jesús.

Para los especialista en pinturas, el objeto del que sale el rayo de luz o espíritu Santo hacia la cabeza de María, no son más que un grupo de ángeles, girando en torno a un círculo de nubes, pero nuevamente, eso es un OVNI en toda regla.

El triunfo del Verano – 1538

El triunfo del Verano
El triunfo del Verano

Este tapiz se realizó en Brujas, Bélgica, pero se lo puede ver en el Museo Nacional de Baviera, en Alemania. Arriba, tanto a la izquierda como a la derecha, se aprecian varios OVNI del tipo plato volador.

Glorificación de la eucaristía – 1600

Pintada por el italiano Ventura Salimbeni en la iglesia San Lorenzo de San Pedro, Montalcino, en la toscana italiana.

El objeto de la polémica es el que se encuentra entre Jesús y Dios, que posee una forma muy similar al famoso Sputnik, el satélite ruso que comenzó la carrera espacial con EEUU en 1957.

El bautismo de Cristo – 1710

En Mateo 3:16, del Nuevo Testamento, se asegura que «los cielos se abrieron, y al Espíritu como una paloma descendió sobre él». Esto aseguran los especialistas en arte que representa la obra del holandés Aert De Gelder. Curiosa forma de representar al Espíritu Santo.

Nombre desconocido – Entre 1523 y 1700

En el Monasterio Dominicano, del pequeño pueblo rumano de Sighisoara, se encuentra esta extraña pintura, que no tiene una fecha clara de creación. La iglesia fue erigida en el siglo XIV, pero luego reconstruida en el XVII, por lo que resulta imposible conocer a qué periodo pertenece.

Sin embargo, la frase bíblica en alemán en el inferior Israel, hoffe auf den herrn (Israel espera al Señor, en español) da una pista importante: debe ser posterior a 1523, cuando las sagradas escrituras se tradujeron por primera vez a la lengua teutona.

Ume No Chiri – 1844

Ume No Chiri es uno de los tres textos japoneses que relatan el aterrizaje de un objeto misterioso que se encontró a la deriva frente a la costa de la provincia de Hitachi del este de Japón en 1803. Lo otros dos son Shosetsu (1825) y Hyōryū Kishu (1835).

La ilustración retrata las características del objeto que hallaron los marineros flotando en el océano. Del «bote hueco», como se lo llama, bajó una mujer, que al no hablar japonés, regresó a su nave y se perdió en el mar. Para los folclorista japoneses es solo una historia, para los ufólogos, una evidencia irrefutable.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén