Curiosidades Historicas, General, Tecnología en la Antigüedad, Viajes en el Tiempo

Una Maquina del tiempo en un cementerio victoriano

En medio de los terrenos del antiguo cementerio londinense de Brompton se erige un mausoleo que es especial. Con sus mas de 6 metros de altura terminados con forma piramidal, cerrado con una pesada puerta de bronce para la cual no hay llave, el lugar de descanso de Hannah Courtoy alberga muchos misterios, que al día de hoy no han podido ser resueltos, ¿es posible que se trate de una maquina del tiempo, utilizada en otra época y que ahora se encuentre abandonada?.

Vista frontal del mausoleo Courtoy

Hannah Courtoy

Nacida alrededor de 1784 (las fuentes difieren), Hannah Peters huyó de un padre abusivo a una edad temprana. Posteriormente encontraría trabajo como ama de llaves y empleada de una taberna. En 1800, un amigo le presentó a John Courtoy, un ex peluquero de 70 años con mala salud que había hecho una fortuna en el negocio de los préstamos. Peters fue su ama de llaves, pero no por mucho tiempo, ya que un año después de conocerlo, había dado a luz a la primera de tres hijas de ambos.

El testamento de Courtoy en 1810, dejó la mayor parte de su fortuna a una ex esposa de este llamada Mary Ann Woolley y sus cinco hijos, pero fue revisado en 1814, recibiendo Hannah casi la totalidad de su fortuna.

Según el relato presentado en el libro de 2014 del autor David Godson, Courtoy’s Complaint , basado en gran medida en diarios guardados por la ama de llaves de Courtoy, Maureen Sayers, la necesidad de Hannah de distraerse de Courtoy, a menudo desagradable, la llevó a desarrollar una amistad que marcaría su futuro. Como muchos victorianos de la época, Hannah estaba intrigada por la iconografía egipcia, particularmente los jeroglíficos. Ella creía que los egipcios tenían un profundo conocimiento de la astrología y los misterios del universo, e invitó al egiptólogo Joseph Bonomi a visitarla regularmente.

Juntos hablaban horas sobre el antiguo Egipto, y es que Bonomi había pasado mas de la mitad de su vida en Egipto investigando y tratando de desentrañar los misterios de esta civilización.

A la muerte de Hannah en 1849 fue Bonomi, el encargado de la construcción del mausoleo que albergaría sus restos mortales (y posteriormente el de dos de sus hijas).

El Mausoleo

En primera instancia es justo decir que el mausoleo destaca por sobre sus pares, no solo por el misterio que lo rodea, sino porque su estilo arquitectónico no se corresponde a su época o lugar geográfico.

Llave del mausoleo Curtoy
Cerradura del mausoleo Courtoy para la que no existe llave

Construido en su totalidad con granito rematado con un techo piramidal, la construcción de estilo egipcio destaca por sobre las demás.

Posee una puerta de bronce macizo adornada con estilo egipcio. Y lo curioso de esto es que la única llave para abrirla lleva mas de 100 años perdida.

Para echar mas misterio al asunto, el mausoleo Courtoy es el único en todo el cementerio para el cual no existen planos, siendo un requisito excluyente en la época en la que se realizo la construcción la presentación de los mismos.

Detalle de la puerta
Detalles de la puerta

En 1878, a su muerte el mismo terminaría enterrado a pocos metros de la tumba de su amiga, con una lapida algo llamativa, con un bajorrelieve de anubis mirando hacia el mausoleo.

Lapida de Bonomi

La maquina del tiempo

Se podría decir que hasta aquí, si bien es una historia extraña, no deja de ser algo que se pueda explicar. Sin embargo, no fue hasta 1998, cuando un articulo sugiere la posibilidad de que el mausoleo fuera en realidad una maquina del tiempo creada por Joseph Bonomi junto con Samuel Alfred Warner, y que en realidad Hannah Courtoy habría fingido su muerte para viajar a otra época.

Warner fue un inventor de esa época, especializado entre otras cosas en armamento de vanguardia. Patento un misil que se teletransportaba hasta su objetivo, o minas que se podían sembrar desde aeronaves. Todo esto a mediados del Siglo XIX.

Según el escritor Howard Webster, la viuda Courtoy, Warner y Bonomi trabajaron juntos en secreto, y es que este ultimo habría encontrado unos papiros en el Valle de los Reyes con indicaciones para crear una maquina. Cada quien hizo su parte, Courtoy financio el proyecto, Bonomi realizo las traducciones y Warner se encargo de los aspectos técnicos.

Mas Misterios

  • Si bien Hannah Courtoy murió en 1849, el mausoleo sin planos, no fue terminado sino hasta 1853. No existen registros de donde estuvo el cuerpo esos 4 años.
  • El inventor Samuel Alfred Warner murió en extrañas circunstancias. Sus restos reposan en una tumba anónima a pocos metros del mausoleo.
  • Bonomi fallece en 1878, pero en la tumba no reposa solamente el, sino que también yacen su esposa e hijos. El mismo erigió la lapida en 1852 para enterrar a cuatro de sus hijos que murieron en el plazo de una semana.
Anubis
Anubis mirando hacia la tumba ¿o quizá maquina del tiempo?

¿Sera posible que se trate de una maquina? Si solo fueran dos tipos estafando a una viuda, ¿Porque seguirían con la obra incluso 4 años después de la muerte de la presunta estafada? Habrá que esperar a que alguien la abra, para ver que es lo que hay dentro.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén