Casos Ovni

La Zona del Silencio, Enigmas sobre la arena

La Zona del Silencio

No se puede negar que nuestro planeta está lleno de extrañas maravillas. Desde las montañas más altas, hasta los desiertos más desolados, hasta la eterna oscuridad de los abismos en el fondo del mar, hay lugares anómalos dispersos en todo el mundo que han logrado eludir nuestros esfuerzos para explicarlos, han desafiado nuestra visión de la realidad, y han avivado los fuegos de nuestra imaginación durante siglos. En el ardiente e implacable desierto de Chihuahua en el norte de México, existe uno de esos lugares; La Zona del Silencio, una zona misteriosa donde todas las señales de radio y televisión no pueden penetrar y que ha sido la «zona cero» para una variedad de fenómenos OVNI y numerosos eventos inexplicables.

Mar de Tetys

Lo que se conoce como la «Zona de Silencio», se encuentra en un desierto árido en la región de Bolsón de Mapimí en Durango, México, a unos 400 kilómetros al sur de El Paso, Texas. Es un área remota, el asentamiento humano mas cercano es el pueblo de Ceballos, a unos 40 kilómetros de distancia. El área una vez estuvo bajo un vasto océano en tiempos prehistóricos, y se pueden encontrar fósiles y conchas marinas entre los matorrales, lo que le ha dado al área su otro apodo, el Mar de Tetys (o Thetys). La Zona del Silencio es un lugar desolado y solitario, aparentemente tan árido y extraño como si de otro planeta se tratase, y a lo largo de los siglos se ha convertido en sinónimo de una amplia gama de fenómenos extraños e inexplicables.

Enigmas sobre la arena

Los lugareños han sabido que hay algo extraño en el área desde al menos mediados del siglo XIX, cuando los agricultores ocasionalmente se quejaban de la aparición de piedras calientes que llovían misteriosamente del cielo de vez en cuando, incluso en días perfectamente despejados. También se dijo que algunas de las plantas y animales que vivían aquí mostraban mutaciones y deformidades. También ha habido informes de que aquellos que visitan la Zona del Silencio padecen una cierta sensación de profunda inquietud y alucinaciones visuales y auditivas.

La región ha sido conocida como un punto de una alta actividad ovni durante muchos años. A lo largo de los años, se acumularon cientos de informes de viajeros y ganaderos en el área que vieron orbes de luz o bolas de fuego revoloteando en el cielo o surcando el horizonte. En ocasiones, se decía que estas luces descendían y prendían fuego los arbustos de la zona. Sin embargo, a pesar de las historias extrañas, esta extraña franja de desierto seguía siendo desconocida para el mundo exterior.

La zona del silencio en el Siglo XX

El área cobro importancia mundial por primera vez en la década de 1930, cuando un piloto mexicano con el nombre de Francisco Sarabia informó que la instrumentación de su avión se había vuelto loca y su radio había dejado de funcionar durante un vuelo de rutina sobre la región.

En la década de 1970, un misil Athena que transportaba contenedores del elemento radioactivo cobalto 57 lanzado desde la Base de Misiles White Sands en Nuevo México, sin motivo aparente comenzó a fallar cuando sobrevolaba el área y se estrelló. Se informó que el misil se había desviado repentinamente de su curso, casi como si hubiera sido atraído por alguna fuerza misteriosa. Teniendo en cuenta la carga radioactiva del cohete, se lanzó inmediatamente una misión de recuperación. El misil finalmente se encontró en un área remota y se eliminó junto con toneladas de tierra irradiada. Cuando los militares fueron a investigar, también se descubrió que las señales de radio y todos los equipos de comunicaciones no funcionaban allí por alguna razón desconocida. Unos años más tarde, se informó que los motores principales utilizados para el proyecto Apollo se rompieron y también se estrellaron en el área.

Un área dentro de la Zona el Silencio

Anomalias Magneticas

Un químico orgánico llamado Harry de la Peña ya había documentado la característica única de la zona de crear una «zona oscura» de comunicaciones de radio en 1966 durante una relevamiento fotográfico. Mientras exploraba con algunos compañeros, se notó que los walkie talkies dejaban de funcionar en el área, y las radios portátiles mostraban una capacidad dramáticamente disminuida, apenas audible incluso a todo volumen. Más tarde se descubriría que las señales de televisión tampoco lograban penetrar en la zona, y hasta el día de hoy se dice que los televisores no funcionan ahí. Por alguna razón, la Zona de Silencio parece tener la capacidad de amortiguar severamente todas las señales de televisión, radio, onda corta, microondas o satélite, lo que hace que todos los dispositivos que utilizan estas sean casi inútiles.

Desde entonces, este fenómeno ha sido estudiado por científicos de todo el mundo, pero aún no se ha encontrado una causa definitiva. Se cree que tal vez el efecto se crea por anomalías magnéticas causadas por una gran cantidad de magnetita de mineral de hierro en el área, así como por un alto nivel de actividad de meteoritos, que ha imbuido al suelo con varios minerales que posiblemente podrían crear perturbaciones magnéticas que tienen un efecto sobre las ondas de radio. También se han descubierto en los últimos años grandes reservas de uranio en las montañas frente a la zona, aunque no está claro qué efecto tendría esto en las transmisiones. Una de las cosas más extrañas de la Zona de Silencio es que tiende a moverse. Su ubicación exacta es cambiante e impredecible.

Aquel extraño trío

Las anomalías magnéticas y la incapacidad de todo tipo de ondas de radio para funcionar en este lugar no son lo único extraño de la Zona del Silencio. Durante años ha habido varios relatos extraños de personas que pasan por la región. Una historia recurrente es la de un trío de desconocidos de cabello rubio que ocasionalmente son vistos deambulando por el paisaje aquí. Supuestamente, el trío está compuesto por dos hombres y una mujer vestidos con ropas inapropiadas para el ambiente desértico. Quienes los conocieron dicen que son muy atractivos físicamente, extremadamente educados y hablan un español perfecto con un toque casi musical. Se dice que los extraños a veces piden agua a los rancheros, pero nunca comida ni nada más. Cuando se les pregunta de dónde son, su respuesta es «de arriba».

Avistamiento en La Zona del Silencio

Se dice que estos seres, sean quienes sean, no son amenazantes y, de hecho, son de naturaleza bastante benevolente. Un científico que trabajaba en la estación de investigación de la «Biosfera» del desierto en el área informó que una vez, se perdió al alejarse de las instalaciones. Fue entonces cuando se le acercó un trío de humanoides altos y rubios que lo guiaron de regreso a la estación de investigación antes de desaparecer. Curiosamente, la Biosfera en sí misma ha ganado una reputación de misterio. Aunque su propósito oficial es estudiar la vida en el desierto, a menudo se rumorea que está haciendo experimentos secretos con animales, investigando fenómenos de ovnis y realizando investigaciones psíquicas.

Extraños bien predispuestos

Una historia extraña relacionada con la Biosfera y este extraño trío la cuenta el periodista Luis Ramírez Reyes, quien visitó la zona en noviembre de 1978 como parte de un equipo de noticias que cubre los misterios del área. En ese momento, su destino era la misteriosa estación de investigación de la Biosfera, pero Reyes y su fotógrafo se perdieron en el desierto en su camino. Como no habían traído comida o agua, la gravedad de su situación era muy clara. Mientras conducían, Reyes vio un trío de figuras caminando hacia adelante y le dijo al fotógrafo, que conducía, que se detuviera para poder pedir direcciones, pero el fotógrafo no vio a nadie y continuó sin detenerse.

Amistosos Ayudantes

Poco tiempo después, mucho más adelante, el vehículo volvió a cruzarse con el mismo trío una vez más, y otra vez, el sorprendido Reyes le dijo al conductor que se detuviera, pero su compañero aún no veía a nadie. Sin embargo, al implorar a Reyes, detuvo la camioneta. Reyes afirmó haber preguntado al trío si habían visto su vehículo pasar antes, pero dijeron que no. Fue en este punto que Reyes notó que la gente no estaba vestida o equipada para el duro ambiente del desierto, a pesar de que estaban a pie en medio de la nada, lejos de cualquier asentamiento. Cuando les preguntó dónde estaba la Biosfera, los extraños se mostraron felices de ayudar y señalaron a los periodistas en la dirección correcta.

Cuando llegaron a la Biosfera, le contaron al personal sobre su encuentro, pero les informaron que el personal de las instalaciones eran la únicas personas que había allí en kilómetros a la redonda. ¿Quiénes eran esos extraños? Nadie sabe.

Algo sucede en la Zona del Silencio

Quizás uno de los relatos más conocidos proviene de una pareja, Ernesto y Josefina Díaz, quienes visitaron el área para recolectar fósiles el 13 de octubre de 1975. Al tamizar a través de las rocas, notaron que se avecinaba una tormenta en el horizonte. Conscientes del peligro de inundaciones repentinas en el área, la pareja empacó apresuradamente y se fue, pero pronto se vio metida en medio de un diluvio. Los neumáticos de su nueva camioneta se hundieron rápidamente en el barro.

Mientras la pareja luchaba por liberar su vehículo, notaron que dos hombres inusualmente altos con impermeables amarillos y gorras se les acercaban. Los dos extraños ordenaron a la pareja que se subieran al vehículo mientras ellos empujaban. Cuando lo hicieron, la camioneta pronto se liberó del barro, pero al salir Ernesto a agradecer a los hombres, no los encontró por ningún lado, a pesar de que el terreno era totalmente plano y carecía de lugares para esconderse. Al parecer, tampoco había huellas de ningún tipo en el barro que probaran que alguien había estado allí.

Encuentro no tan amistoso

Otra historia extraña fue relatada por un Rubén López, que estaba en camino para visitar a un pariente en Ceballos cuando su motor comenzó a experimentar dificultades y se detuvo. Luego se dio cuenta de 5 figuras pequeñas, que no llegaban al metro de altura a un lado de la carretera, que al principio confundió con niños. Tras una inspección más cercana, pudo ver que las figuras llevaban trajes plateados y cascos que se abrían al frente, revelando claramente rostros adultos en lugar de las facciones aniñadas que había estado esperando. Las figuras comenzaron a acercarse al vehículo de López, quien cada vez más nervioso acelero el motor hasta que volvió a la vida lo suficiente al menos como para dejar a los seres extraños atrás. Tan pronto como se perdieron de vista, la camioneta comenzó a funcionar normalmente.

Actividad Ovni

La región en la que se encuentra la Zona de Silencio también sigue siendo un semillero de actividad ovni. Un avistamiento impresionante en particular ocurrió en septiembre de 1976, alrededor de las 8:59 p.m. Los residentes de la ciudad de Ceballos informaron de un objeto volador verdaderamente inmenso flotando en las afueras de la ciudad, que se estimaba en la asombrosa cifra de 300 metros de longitud. La nave fue descrita como rectangular y rodeada de luces intermitentes que cambiaban de color de verde a blanco a azul. Desde lo más profundo de su interior, una maquinaria inescrutable producía un profundo zumbido en sus entrañas. Según se cuenta, todos los perros en el área se volvieron locos, aullando y ladrando sin cesar hasta que el inmenso objeto finalmente flotó sobre el paisaje para desaparecer de la vista en dirección a la Zona del Silencio.

zona del silencio
La Zona del Silencio

Teorias

La fuerte actividad de ovnis reportada en la zona ha causado especulaciones que abarcan desde lo posible a lo mas inverosímil. Los científicos tienden a atribuir los muchos avistamientos de ovnis aquí a la gran cantidad de meteoritos que pasan por el área. La región de la Zona del Silencio cuenta con una de las concentraciones más altas de impactos de meteoritos en el mundo, con pequeños meteoritos que caen aquí prácticamente a diario.

Tierra de Meteoritos

Uno de los meteoritos más grandes conocidos que alguna vez golpeó la Tierra se estrelló contra el suelo aquí en un lugar llamado Pueblito de Allende en febrero de 1969. Lo que ahora se conoce como el Meteorito de Allende cayó a una velocidad estimada de 15 kilometros por segundo, creando una onda expansiva masiva y un estallido de grietas que se escuchó a grandes distancias que fue uno de los sonidos más fuertes jamás grabados. Los testigos dijeron que el destello producido por el impacto del meteorito fue como mirar una bombilla de luz.

Otro extraño meteorito que contiene estructuras cristalinas inusuales que se estima tiene alrededor de 13 mil millones de años, mucho más antiguo que nuestro sistema solar, se estrelló aquí en la década de 1950, y hay constantes caídas de pequeños orbes metálicos en el área que los lugareños llaman guíjolas.

Por cierto, la presencia de una actividad de meteoritos tan espectacular puede estar detrás de un misterio arqueológico que se encuentra en la zona. Se han encontrado ruinas misteriosas que no muestran ningún vínculo conocido con etnias conocidas de la zona que se estima que tienen miles de años de antigüedad y se cree que han servido como una especie de observatorio astronómico, tal vez de alguna manera relacionado con la intensa actividad de meteoritos. Hasta el momento, nadie conoce el verdadero propósito de este antiguo observatorio. También es posible que las anomalías magnéticas del área tengan la capacidad de causar alucinaciones potentes, un fenómeno que desde hace mucho tiempo ha sido reportado por locales y viajeros por igual.

Lugar de Paso

Otras teorías apuntan a los extraterrestres, y algunos teorizan que la zona representa una zona de paso para estos o incluso un portal a través del cual viajan extraterrestres o seres interdimensionales. Las anomalías magnéticas como las que se encuentran en la Zona del Silencio se han asociado durante mucho tiempo con la actividad ovni y la teoría de los antiguos astronautas, y se dice que esos viajeros se sienten atraídos por estas potentes zonas magnéticas por motivos desconocidos. Los que suscriben a esta teoría señalan que la Zona de Silencio de México se encuentra cerca del Trópico de Cáncer y se encuentra a lo largo de la misma latitud sur del paralelo 27 compartida por otros sitios místicos como las Pirámides de Egipto y el Triángulo de las Bermudas. ¿Podría la Zona del Silencio compartir similitudes con el Triángulo de las Bermudas y otras zonas misteriosas?

zona del silencio
El Misterioso paralelo 27

El misterio continua

Aunque la presencia de naves extraterrestres y seres de otro mundo no puede ser respaldada por ninguna evidencia, ciertamente parece que algo extraño está sucediendo en la Zona del Silencio. El área con sus alteraciones magnéticas parece tener la capacidad de atraer cosas hacia ella, tal vez la razón por la cual tantos meteoritos y cohetes han caído aquí y de alguna manera están conectados de manera bastante factible con los otros fenómenos reportados en la zona. Hasta el día de hoy, nadie está seguro de lo que está sucediendo aquí, y los equipos de comunicaciones aún no funcionan correctamente cuando se ven atrapados en la zona itinerante y siempre cambiante.

¿Qué es lo que vuelve a este desierto de México algo tan particular? ¿Tendrá algo que ver con alienígenas antiguos, portales interdimensionales y viajeros de otros mundos? ¿O es todo esto simplemente una curiosidad inexplicable del mundo natural, quizás mezclada con una buena dosis de folclore e imaginación? Parece que esta tierra remota y abrasadora de calor brutal, matorrales y tierra reseca es un lugar que contiene misterios que nos siguen eludiendo, y tal vez siempre lo harán.

Deja un comentario